ORA, JOVEN (25 enero 2015)

¿Se puede expresar brevemente lo que significa un día de convivencia entre jóvenes? Sin duda no. Pero en pinceladas sí podemos agradecer la experiencia compartida con jóvenes de varias parroquias de nuestro arciprestazgo el pasado domingo 25 de enero. 
Quienes en el encuentro de jóvenes del mes de noviembre reflexionaban sobre "redes de paz", ahora se encontraron con otras redes. Esas que en ocasiones es preciso dejar para poder seguir de cerca al Maestro. Gracias, chic@s por el ambiente de alegría. Gracias por la acogida que nos regalamos unos a otros. Gracias por el entusiasmo y la profundidad en la reflexión del evangelio. Gracias por el clima de familia con el que vivimos la jornada. Gracias por la gozada de celebración del perdón que pudimos compartir. Gracias por la eucaristía especial que todos nos regalamos.
Y gracias a los catequistas y animadores que contribuyeron a hacer especial el día.